Sha

¿Cómo Pueden Cobrar Los Consejeros? Nueva Interpretación Del Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo se aparta de la interpretación realizada por la Doctrina y  por la Dirección General de los Registros y del Notariado a la reforma del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital (“TRLSC”) de forma que toda retribución percibida por un consejero debe quedar sujeta a la “reserva estatutaria” prevista en el artículo 217 del TRLSC.

La reciente Sentencia del Tribunal Supremo 98/2018, de 26 de febrero, modifica la postura que se venía adoptando respecto a sistema de remuneración de los consejeros con funciones ejecutivas y de los administradores, respecto de las sociedades no cotizadas.

La regulación de las retribuciones inherentes a estos cargos viene recogida en la Ley de Sociedades de capital, en concreto en los artículos 217 y 249.

De manera contraria a lo defendido hasta la fecha por la DGRN y al criterio mantenido por la Audiencia Provisional de Barcelona, el Tribunal Supremo entiende que en las sociedades no cotizadas, la relación entre los artículos 217 y 249 del TRLSC no es de alternatividad, –en el sentido de que la retribución de los administradores que no sean consejeros delegados o ejecutivos se rige por el primer grupo de preceptos, y la de los consejeros delegados o ejecutivos se rige exclusivamente por el artículo 249 TRSLC, sin estar afectos a la reserva estatutaria–, sino que tiene carácter cumulativo de manera que la reserva estatutaria y demás límites previstos en los artículos 217 a 219 del TRLSC son aplicables a todos los administradores, incluidos los consejeros delegados o ejecutivos, y el artículo 249 del TRLSC debe entenderse que contiene las especialidades aplicables a los consejeros delegados o ejecutivos con quienes la sociedad deberán firmar un contrato. 

La Sentencia también impone unos controles para que el cargo de los consejeros por sus funciones ejecutivas pueda ser remunerado, debiendo pasar tres niveles:  Primero-  que los estatutos sociales lo permitan; Segundo- que la Junta general de Socios apruebe la cantidad máxima a percibir por los administradores o consejeros en concepto de remuneración, y en su caso, la política detallada de remuneraciones; Tercero- que el consejo apruebe la delegación de funciones ejecutivas y la remuneración a percibir por las mismas, respetando los límites estatutarios y los fijados en la Junta General de Socios.

El TS determina por tanto la nulidad de las cláusulas que  estipulen que el cargo sea gratuito pero permitan al consejo establecer la retribución de los consejeros ejecutivos, al considerar que, los administradores, independientemente de su tipo o de las características de sus funciones, deben tener su remuneración aprobada y recogida en los estatutos y, además, la junta general deberá fijar por acuerdo el importe máximo anual de su retribución por el desempeño de sus cargos, siendo que la relación entre los arts. 217 – 219 y 249 TRLSC es de carácter cumulativo.

Además de la fuerte repercusión e implicaciones jurídicas que la sentencia del Tribunal Supremo 98/2018 de 26 de febrero de 2018 tiene en la retribución de los consejeros ejecutivos, en la redacción de sus estatutos sociales, en los acuerdos de las Juntas de accionistas o socios y en los contratos otorgados por el Consejo con el consejero delegado o consejero ejecutivo; no debemos olvidar tampoco el impacto que se va a producir en la interpretación fiscal del régimen de remuneración de los consejeros ejecutivos, por lo que las sociedades deberán adoptar las medidas necesarias para adecuarse a las nuevas consideraciones del TS.

Publicado en y etiquetadas

AÑADA SU COMENTARIO

 

© Copyright 2013 Lex Consulting Abogados.